Logrando una erección fuerte y duradera

Logrando una erección fuerte y duradera

Logrando una erección fuerte y duradera

En ocasiones, mantener una erección duradera puede ser más desafiante de lo esperado, causando inconvenientes durante el acto sexual

Alcanzar una erección duradera que permita una satisfacción completa durante el acto sexual puede ser un desafío en ciertas ocasiones. Diversos factores pueden complicar la situación. Una erección completa, saludable y prolongada no se logra con fórmulas mágicas o consejos infalibles, sino que exige disciplina y perseverancia para que se produzca de manera natural.

Uno de los temores más comunes que generan ansiedad e inseguridad en los hombres es la incapacidad de mantener la erección hasta alcanzar el clímax. No nos referimos a un problema de eyaculación precoz, sino simplemente a que en algunas ocasiones el rendimiento sexual no cumple con las expectativas, ya sea debido a hábitos poco saludables, a un mayor agotamiento físico o a una situación de estrés puntual que nos distrae durante los momentos íntimos.

Existen ciertos hábitos que debemos adoptar si buscamos tener relaciones sexuales satisfactorias tanto para nosotros como para nuestra pareja.

Es posible lograr que la erección sea fuerte y que además dure más durante el acto sexual, algo que seguramente es uno de los anhelos más comunes en este aspecto de la sexualidad. Incluso existen algunos alimentos que pueden ayudarnos a incrementar los niveles de testosterona y a mejorar tanto las erecciones como la calidad del esperma y el deseo sexual en aquellos momentos en los que quizás nos sentimos menos activos de lo habitual. Para más información sobre cómo mejorar la potencia y duración de las erecciones, visita http://eretron.es/.

Consejos para lograr una erección duradera

Aunque no existen fórmulas mágicas, estos consejos pueden ayudarte a mejorar tus erecciones si se trata de un problema ocasional. Si notas que persiste en el tiempo, lo más recomendable es buscar la ayuda de un especialista que te guíe en cómo abordarlo.

Tranquilidad y paciencia. En cuestiones de sexo, la prisa no es una buena aliada. Optar por encuentros sexuales más lentos y relajados, donde se dé prioridad a los juegos previos y la exploración de las zonas erógenas, tanto propias como de la pareja, favorece la concentración y aumenta el placer. Esto contribuye a que la erección perdure y se disfrute de manera más intensa. Evita hacer penetraciones demasiado fuertes, ya que podrían hacer que la erección decaiga. No intentes hacer más de lo que puedes, ya que solo lograrás el efecto contrario.

Viste ropa holgada. Especialmente, la ropa interior no debe comprimir tus genitales. También evita llevar pantalones muy ajustados, ya que podrían aumentar la temperatura en los testículos, lo que afectaría la producción de esperma y los niveles de testosterona.

Tu pene necesita ejercicio. Seguramente has escuchado sobre los ejercicios de Kegel para mujeres, especialmente después del parto, pero también son beneficiosos para los hombres. Los músculos del suelo pélvico juegan un papel crucial en las relaciones sexuales y en lograr una erección más firme. El ejercicio básico consiste en contraer el músculo pubocoxígeo, el mismo que se utiliza para retener la orina, durante diferentes momentos del día. Puedes hacerlos en el trabajo, en casa o durante el transporte público. Un suelo pélvico más fuerte mejorará tus erecciones y te ayudará a prevenir problemas como la incontinencia urinaria.

Evita el consumo de alcohol y tabaco. Son dos hábitos muy perjudiciales para la salud y tus erecciones no son una excepción. El alcohol nos fatiga y puede causar efectos depresivos; el tabaco es un factor de riesgo para la arterioesclerosis, lo que puede dificultar la erección a pesar de tener deseo sexual.

Duerme lo suficiente. Un buen descanso es fundamental para lograr una erección más fuerte y duradera. Durante el sueño, se regeneran las energías, se oxigenan los órganos de todo el cuerpo y al despertar te sentirás más enérgico, incluso después de una breve siesta.

Haz ejercicio moderadamente. El ejercicio es muy saludable y, junto con una alimentación equilibrada, son una combinación perfecta para tener un buen estado de salud en general. Factores como la diabetes o el sobrepeso pueden afectar negativamente tu apetito sexual y el sedentarismo es sin duda uno de los peores enemigos a evitar. El ejercicio físico te proporcionará más energía y te hará sentir vigoroso y fuerte en todos los sentidos. Sin embargo, si practicas demasiado deporte o llegas al punto de agotamiento, tus erecciones podrían resentirse.

Cuida tu salud bucal. Puede parecer sorprendente, pero tu salud oral está relacionada con tu rendimiento sexual. Según un informe de la British Dental Health Foundation, cuatro de cada cinco hombres con problemas de erección también padecían enfermedades periodontales. Por eso, es crucial mantener una rigurosa higiene bucal, al menos tres veces al día, y someterse a chequeos dentales al menos dos veces al año.

Alimentos que potencian tu erección

La alimentación juega un papel fundamental. No nos referimos a los conocidos alimentos afrodisíacos, que pueden ser más producto de la imaginación popular que de hechos concretos, sino a alimentos que pueden darte más energía cuando la necesites. Entre los alimentos que favorecerán tus erecciones, no debes olvidar los siguientes:

  • Chocolate. Las semillas de cacao puro contienen fenilalanina y teobromina, que estimulan la producción de serotonina. Se trata de un afrodisíaco ancestral, además de ser natural y delicioso.
  • Aguacate. Tiene un alto contenido de fibra y grasas saludables. Su contenido de potasio actúa como vasodilatador, lo que ayuda a relajar los músculos y los vasos sanguíneos del pene, facilitando así la erección.
  • Ostras. Sí, las ostras son uno de los afrodisíacos más conocidos y en este caso es cierto. No solo porque resultan muy sensuales al comerlas, sino porque contienen zinc, un mineral que ayuda a mantener los niveles de testosterona y la producción de espermatozoides.
  • Frutos secos. Son beneficiosos por muchas razones, pero algunos como los anacardos o las nueces son ideales para fortalecer las paredes de los vasos sanguíneos y mejorar la circulación, dos factores esenciales para mantener una erección prolongada.
  • Pescado azul. Sus grasas poliinsaturadas también tienen efecto vasodilatador y el omega 3 favorece el aumento de dopamina en el cerebro, facilitando la excitación sexual.

Leave a Reply

Start typing and press Enter to search

Shopping Cart

No products in the cart.

× Chat Now